Migración

Menos de mil kilómetros de un mar azul intenso que en la noche se tiñe con un pincel de tinta negra y un silencioso arrullo. Sólo el crepitar amenazante del agua se atreve a romperlo. Observo el horizonte fundido y aunque todo está despejado siento que la espesura nos envuelve. No miramos atrás, lo único que podemos hacer es continuar hacia delante como una metáfora de la vida.

Al otro lado sólo seremos personas con una condición: los papeles.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s