CON PREMEDITACIÓN Y ALEVOSÍA

Apareció entre las sombras, sin darle tiempo a reaccionar. Con una sola mirada la dejó cao. La ató a su vida como quien retiene a un rehén. Le robó el alma y provocó toda clase de destrozos en ella. La torturó con promesas de cambio y cuando consiguio lo que quería de ella, con la lengua afilada, decapitó la única esperanza que le quedaba.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s