EFECTO INVERNADERO

Nací una luna llena mientras los ajos se escapaban del sembrado.

El día en que el Sol y la Luna dejaron de encontrarse.

Nací en una maceta con vistas a una amplia ladera.

Tenía yo las raíces con forma de signo de interrogación.

Mi padre era un no a todas esas preguntas.

Mi madre hablaba el idioma de las corcheas y semicorcheas en si bemol.

Tenía tijeras de podar por manos que corregían cada día la dirección de mis ramas.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s