Club de lectura – La canción de Dorotea (Rosa Regàs)

la-cacnion-de-dorotea

Esta semana hemos finalizado el mes de octubre en el Club y, con él, nuestra lectura. La novela que había sido seleccionada por los miembros del Club fue La canción de Dorotea de Rosa Regàs y con su pretexto nos hemos reunido semanalmente para compartir impresiones acerca de ella. Ha habido variedad en cuanto opiniones aunque si algo podemos concluir de esta lectura es que a ninguno nos ha dejado indiferentes, de un modo u otro.

Yo por mi parte he extraído mis propias conclusiones sobre la novela que a continuación voy a exponer (cuidado, es más que seguro que desvele aspectos del libro así que si tienes pensado leerla, detén tus ojos aquí y no continúes). Ante todo esta es mi opinión particular al respecto, por supuesto, en ningún caso la verdad absoluta.

Es una novela que engancha desde el principio. El lector (al menos en mi caso) se encuentra ávido de saber más, qué más va a ocurrir y a dónde se dirigen estos extraños personajes (porque si hay algo seguro es que todos y cada uno de los personajes que aparecen en la novela se comportan de manera extraña y llevan a cabo acciones que el lector no termina de comprender por ilógicas). Esta peculiaridad, lo estrambótico de sus protagonistas y los que las rodean, hacen que no sepas lo que va a pasar (es imposible predecir su comportamiento aberrante). Así pues, uno se interna en la novela para averiguar cómo se va a resolver todo el entuerto.

La prosa peca a veces de enrevesada (demasiadas vueltas para decir algo sencillo) y en ocasiones es contradictoria (dentro de un mismo párrafo plantea una idea y todo lo contrario) y quizás se extiende en algún capítulo en cosas que no aportan nada nuevo. No queda clara la obsesión de Aurelia con el hombre del sombrero negro, una obsesión que surge de golpe sin que se nos haya dado ninguna pista de que este hombre la atraiga en absoluto (de hecho las veces que se nombra a este señor nos hace sospechar de él desde el principio y no creer que tiene un carisma o una belleza que pueda llegar a conquistarte sin decir una sola palabra, sólo pisándote un pie en una comida a la que se autoinvita y en la que deja a la protagonista plantada). La aparición de los vendedores de las máquinas de coser parece metida con calzador para conseguir en ese capítulo dar respuesta a todos los frentes que había abierto. En general el ambiente de la novela es extraño, como si una estuviera metida en un sueño en el que pasan cosas teñidas de una atmósfera densa y asfixiante.

¿Qué creo que quiere decirnos la autora con esta novela? Que siempre envidiamos lo de los demás y nos empeñamos en conseguir lo que otros tienen. Ambicionamos lo de otros en lugar de lo nuestro propio y por tanto siempre nos empeñamos en cantar una canción que no es la nuestra. Ambas protagonistas, tanto Adelita como Aurelia se envidian la una a la otra y ambas acaban actuando de acuerdo a los intereses del hombre del sombrero negro y por tanto cantan la canción que él les pide, la canción de Dorotea, en lugar de las suyas propias. Ambas acaban viviendo una vida que no es la suya.

¿Por qué Aurelia acepta quedarse con el hombre del sombrero negro? Aurelia se nos muestra desde el principio como una mujer sumisa, con falta de iniciativa que se lamenta por la vida que tiene pero que no hace nada por cambiarlo. Espera que sean los demás con sus acciones los que consigan hacerla más interesante. Por eso actúa de esa manera tan extraña ante el robo de la sortija. Ese robo la convierte en víctima y por primera vez a ojos de todos puede ser la protagonista de su propia historia. ¿Para qué resolver con diligencia todo? Eso haría que lo único interesante que está ocurriendo en su vida se acabe. Ella espera algo que no recibe, atención, y por eso acaba entrando en una depresión. Se siente totalmente invisible. Ella misma lo dice claramente y culpa a Adelita de todo su malestar porque siendo tan horrible como es físicamente parece que sea ella una y otra vez la verdadera protagonista. Al final se entrega al hombre del sombrero negro porque espera que de esta manera, ocupando el lugar “privilegiado” de Adelita, puede conseguir lo que más anhela: ser vista.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s